Se agrava la situación de Santa Catalina

Se agrava la situación de Santa Catalina

Las últimas lluvias torrenciales que han afectado a València han causado daños de consideración a las ya maltrechas estructuras de las cubiertas de la Iglesia de Santa Catalina.

Grandes goteras en la nave del templo permiten deducir que los desperfectos causados por episodios anteriores se han agravado, incrementando exponencialmente el riesgo de colapso de la techumbre.

Hay que tener en cuenta que los materiales constructivos de las cubiertas tienen ya centenares de años y, con toda probabilidad, habrá elementos constructivos cuyo deterioro será ya irreversible, generando una acumulación de riesgos que se acelera con cada día que pasa sin intervenir.